Loading...

lunes, 8 de abril de 2013

ARTÍCULO DE OPINIÓN (SÍ, PARA ESTO SIRVE UN BLOG TAMBIÉN): ESTRIT LIK

Después de patinar más de 20 años, en serio, acabo de ver los primeros 3 minutos de Street League de mi vida....ya os digo ahora que serán los 3 últimos, básicamente porque quiero estar encima de mi patín un poco más sin establecer relaciones psíquicas de naturaleza traumática con eso. Menuda pedrada aburrida y deportiva chunga que le roba todo el verdadero sabor al skateboarding, un sabor que no reside en las chiriflautadas y truquiñuelas que se saque el personal, es algo más global que si no entiendes es porque hay gente ahí detrás que no quieren que entiendas, ya les vas bien así, competitivo y anti-creativo, borreguil, comercial, destinado al comprador exclusivo de grandes marcas y corporaciones, al imitador de trucos que hacen los demás, al tío que "puntúa" a sus amigos en vez de disfrutarlos, en su ego, "no puede ser menos". Es una opinión personal y cada uno que piense lo que quiera..para mi es una MIERDA, hay más "flavour" en un partido del Nàstic que ahí y , además, relacionarse con marcas de veneno líquido embrutece todavía más lo que, en un tiempo no tan lejano, era pura creación y motivación positiva impulsada sólo por marcas de los mismos patinadores. No me extrañan algunas mentalidades creadas en el personal, formas de pensar que son fruto de ver toda esta mierda y soñar comer de ella, delirios de grandeza que convierten a los hasta ahora insurrectos skaters en títeres del espectáculo circense para el palurdeo. Campeonatos siempre han existido y deben existir, pero DETESTO el formato de la Street League, éste es al skateboarding lo que Operación Triunfo a la música. Opino que lo mejor es competir como se había hecho siempre, al estilo de Münster World Cup o el Tampa Pro ...da asco eso de puntuar a la gente como perros en un concurso de belleza o como Falete en Splash...hay que puntuar muchas cosas que ahí pasan por alto...y eso por no hablar del profundamente "desengorilante"  y desagradable ambiente de gimnasio futurista para "ciclaos".

Sirva de ejemplo esta ronda ganadora de Busenitz en el Tampa Pro 2011...ganar divirtiéndose, o, cuánto menos, no poniendo la cara de palo que pone el Nijah para mirar el puto marcador a los 0'001 segundos de caer el truco, con la misma expresión facial del triunfito que espera la valoración desgarradora de un Risto Mejide configurado a través del escándalo de varios miles de come-hamburguesas apelotonados en un polideportivo en cuya pista, más que la calle, parece que se ha imitado la sala de turbinas de la Enterprise.

P.D: : Que a nadie le ofenda mi opinión, es personal y es la voz de alguien que tiene muy claro lo que no le gusta y por qué no le gusta, cosa que muchos serán incapaces de tener claro y menos aún de defender verbalmente. Los gustos no se discuten. De la misma manera, no es una falta de respeto a los pros que ahí salen, son todos puras máquinas y, algunos de ellos, incluso son bastante respetables, pero creo, en mi utopía viejuna pero cristalina, que deberían haber luchado para que el skateboarding saliera más "dignificado" de lo que sale en este evento, en el que pierde toda su esencia y se convierte, más que nunca, en algo parecido al "rollerblading" o, incluso, a las batallas de Break Dance y a todas las mierdas posibles que todos hemos considerado tan diferentes al puro arte de usar un monopatín como es debido, estando a la vanguardia de todo y dominando muchos aspectos de la cultura en la sombra, siendo LOS IMITADOS y no LOS IMITADORES. Ni puto caso a los que te quieren reducir a la frialdad de un gimnasio, al logo fosforito y a la pleitesía a las grandes corporaciones cuando éstas lo hacen mal....cosa que tampoco sucede  siempre, siendo justos, las zapatillas procedentes de firmas poderosas, ciertamente, están muy curradas,... esto es así y es culpa de algunas marcas tradicionalmente "skaters" el no haber estado a la altura de competir con ellas y el seguir vendiendo a peso de oro un calzado que se esfuma como el humo al tercer flip...además...ponerse unas Nike o unas Adidas, que siempre se ha hecho, cuando pagan los sueldos de grandes y respetables patinadores, es una cosa... promocionar venenos para niños y convertir el patín en algo que no debería ser, otra. Por eso, no hay que confundir el querer gastar dinero en unas marcas que hacen que la maquinaria crezca con el defender determinados formatos de competición que, directamente, APESTAN. Si entran las multinacionales del deporte que entren, pero no a costa de perder la verdadera idiosincrasia del patín.