Loading...

martes, 3 de septiembre de 2013

DIY BITT#011: LA BARBACOA MARINERA.

Ernest nos cede su domicilio y sus instalaciones privadas para que podamos explayarnos y divertirnos...esta vez con grumetes invitados como Mufi o Simón, que patinaron más que algunos clásicos del evento, el resultado final son toneladas de diversión, como es lógico y natural. No os perdáis el genial Bitt resultante, como siempre, obra de nuestro anfitrión.


                                

MITICISMO: JORDAN RICHTER.



Muy a menudo la parte más olvidada del celebérrimo Video Days de Blind, fechado en 1991, es la parte de Jordan Richter. Era la parte más rampera del vídeo y en una era que se anticipaba el predomino total de la calle quizás fué más denostada e ignorada por muchos que las otras partes, tan celebradas cómo pilares de lo que fuera el futuro patín de calle. Pero, a la sombra de Gonz, Jason Lee, Mariano y Rudy Johnson, el bueno de Richter nos dejó una soberbia parte de transición con algunas pinceladas callejeras cuyo valor me atrevo a reivindicar.

                            

 Jordan Richter desapareció repentinamente del mundo del skateboarding, más todavía si lo comparamos con la carrera que hicieron sus compañeros de equipo y la huella que dejaron. Resulta que este hombre se pasó al Islam y, cosa que no sabía, los jerifaltes de la movida le dijeron que no podía recibir ningún beneficio económico de patinar, porqué contradecía alguna de sus leyes o algo...y entonces el tío lo dejó. A mi todo me parece raro porqué no veo la razón que impide a una persona musulmana recibir ganancias económicas del skate, estaría por ver si le engañaron o algo, todos tenemos amigos musulmanes y no creo que se negaran a recibir un duro por patinar, pero bueno, cada uno con su película, igual se hizo de una rama muy fundamentalista. Os dejo con este clip más actual, del 2011 concretamente, dónde esta especie de Cat Stevens del monopatín ya muestra una pinta de musulmán fuerte, pero todavía habilidad sobre la tabla después de haber dejado de patinar un montón de años.