Loading...

viernes, 10 de junio de 2011

CUADERNOS DE BITÁCORA Bitt#004

Nuevamente, las horas nocturnas que siguen a las largas jornadas laborales de un LOBO DE MAR siguen siendo el espacio temporal a rellenar con rondas divertidas y fugaces. Esto fue grabado el pasado lunes en una plaza de Reus en la que hay que tener la vista en el spot y en la vigilancia, el oído sordo a las broncas vecinales, la nariz atenta a los olores florales y el tacto adecuado para darle a un plano de madera que a veces tira como un bloque de jabón y a veces, aleatoriamente, se engancha como una hoja de velcro en las manos del Papen. Las típicas sonrisas y lágrimas que hay que pasar para degustar lo más sabroso del skateboarding.

Un spot para patinar con cuatro sentidos, pero Ernest consigue patinar como si nada existiera a su alrededor.